22 Mayo, 2013

¿Os duelen los pies con con vuestros zapatos? ¿No sabéis si es la talla correcta? ¿Qué hacer cuando un zapato, plano o de tacón, resbala? Hoy os damos unos tips para que disfrutéis de vuestros zapatos horas y horas.

calzados MARYPAZ 1.- Os lo dijimos ayer en nuestro twitter, para saber si un zapato de tacón es de vuestra talla y no se os va a salir cuando caminéis, lo mejor es ponerse de puntillas con las rodillas estiradas. Si levantáis el tacón sin que se os salga el zapato, ¡habréis dado en el clavo!

2.- ¿Os resbaláis cuando llueve o en zonas lisas y deslizantes? Pues si rayáis con unas tijeras la suela ya no tendréis ese problema. Eso sí, ¡rayadlas sin piedad!

3.- Si vuestro problema es que os sudan mucho los pies, lo mejor es echarle polvo de talco al zapato para que así absorba el sudor y el pie os quede mucho más sujeto. Eso sí, si no es vuestro caso no lo hagáis porque conseguiréis el efecto contrario.

4.- ¿Y si os decimos que rociéis con laca el interior del zapato? No nos hemos vuelto locos. Con la laca lo que conseguís es que el pie quede aún más sujeto.

5.- ¡Zapatos al congelador! Este truco sirve para que dejen de apretaros los zapatos. ¿Qué tenéis que hacer? Llenad una bolsa de plástico de agua y ponedla dentro del zapato. Metedlo durante toda una noche en el cogelador. Con esto conseguiréis que las fibras del material den de sí. A la mañana siguiente, poneros el zapato para que se adapte a vuestro pie y ¡listo!.

Esperamos que os sirvan estos curiosos trucos.

Compartir en: